Marketing

Marco de trabajo Scrum para el desarrollo ágil de proyectos

By 14 julio, 2020No Comments

Cuando realizamos un proyecto es habitual presentar al cliente el resultado una vez que el trabajo está terminado. Hoy se impone cada vez más una metodología que se define como ágil, que básicamente permite ir haciendo pequeñas entregas del trabajo para ir evolucionando el proyecto a partir de los comentarios del cliente a cada una de estas pequeñas entregas. Uno de los marcos de trabajo ágiles más populares es Scrum, utilizado por el 70% de los equipos de desarrollo de software en todo el mundo.

Las metodologías ágiles surgieron como respuesta a los problemas manifestados en proyectos de software a la hora de aplicar fórmulas de gestión tradicionales, las denominadas predictivas o en cascada. Estas lógicas no tienen en cuenta una realidad: el usuario-cliente que encarga el trabajo no tiene claros los requisitos hasta que no ve el trabajo avanzado. Quien ha desarrollado webs, por ejemplo, sabe de qué estamos hablando: el cliente no sabe lo que quiere, pero cuando ve el trabajo hecho comienza a hacer modificaciones para desesperación del diseñador. Scrum resuelve este problema.

Estructura y conceptos básicos de Scrum

Scrum es un marco de trabajo en que el proyecto es realizado por el Equipo Scrum, que está formado por el Product Owner (el usuario-cliente), el Equipo de Desarrollo (autogestionado, toma sus propias decisiones) y el Scrum Master, un líder cuya labor es verificar que el proyecto se desarrolla siguiendo correctamente la metodología. Su trabajo está al servicio del Equipo Scrum.

Esquema Scrum¿Cómo funciona? Al inicio del proyecto se elabora la Lista del Producto o Product Backlog, que son las características o funcionalidades (ordenadas según su prioridad) que tiene que tener el producto; pueden ir cambiando durante el desarrollo.

Cuando el equipo se pone a trabajar, se organiza en bloques de tiempo, llamados Timeboxes. Estos espacios pueden estar estructurados, por ejemplo, en ciclos de 25 minutos de trabajo y 5 de descanso, repetidos durante un determinado número de veces a lo largo del día. Por otro lado, el proyecto se divide en pequeños objetivos que se alcanzan en etapas de trabajo que siguen una estructura similar, iterativa; es el Sprint. Cada día se hace un nuevo sprint, previo análisis del reultado obtenido del sprint anterior. El Incremento es el avance y el valor que cada sprint aporta al proyecto. Cada incremento se consigue a partir del anterior.

Estos son los aspectos clave de esta metodología que permite el desarrollo de proyectos en constinuo contacto con el usuario-cliente, de manera que el resultado obtenido finalmente sea satisfactorio, eliminando posibles modificaciones sustanciales una vez que el proyecto ha finalizado y se presenta al cliente.

El marco de trabajo Scrum puede combinarse con otros métodos complementarios para la organización del trabajo, como la metodología Kanban y concretamente la herramienta de trabajo colaborativo Trello, basado en este método.

Para profundizar en Scrum puedes visitar https://www.scrum.org/.

También puedes ver este interesante vídeo sobre Scrum.

Eduardo

About Eduardo

Manager de UnSoloMundo. Especialista en Comunicación y Marketing y periodista de viajes. Manager of UnSoloMundo. Expert in Communication and Oline Marketing. Travel journalist.