Skip to main content
TecnologíaUSM Academy

Qué es Business Intelligence y para qué sirve

Sin duda la tecnología no sólo nos proporciona entornos nuevos donde promover nuestros negocios (redes sociales) o herramientas de gestión avanzadas (CMR, ERP…), sino que debe proporcionarnos la posibilidad de entender mejor nuestra empresa y su posición en el mercado. Y esto quiere decir poder calibrar los resultados de nuestras estrategias comerciales y tomar decisiones más objetivas, basadas en datos matemáticos y no en intuiciones o deseos. En suma, gestionar nuestros negocios de manera inteligente. Una opción que ha estado accesible sólo a grandes empresas, pero que la tecnología pone hoy día a disposición de todos. Aunque es cierto que aún el tejido de profesionales y pymes no sabe cómo explotar (porque no se le ha enseñado) las nuevas herramientas de inteligencia de negocios. Vamos avanzando, pero falta poner estas soluciones al alcance de todos de una manera sencilla, intuitiva, y por supuesto adaptada a todos los bolsillos.

¿Qué es la Business Intelligence (BI)?

Podríamos definir la BI como una metodología o proceso de gestión de negocio y proyectos que permite a una compañía obtener información a partir de los propios datos que genera, analizarla y tomar en consecuencia las mejores decisiones orientadas a las estrategias y objetivos definidos. Insistimos en el concepto de operar de manera más inteligente, en base a matemáticas y no a intuiciones y deseos. La BI se estructura en tres pilares o conceptos básicos:

Datos

Todo se origina a partir de los datos que genera y recoge la propia empresa. Imaginemos un fabricante de sistemas de filtrado de agua. Cada filtro está gobernado por una centralita electrónica, que controla o monitoriza el tiempo de filtrado, el proceso de autolimpieza, la presión del agua, etc.. Esta centralita envía todos estos datos a la plataforma online de procesamiento del fabricante. Multipliquemos estos datos por miles de filtros instalados en todo el mundo, enviando datos constantemente. Esta operativa de Big Data es fundamental para la BI.

Información

Los datos enviados por las miles de centralitas llegan a la plataforma de procesamiento y se organizan según modelo de los filtros, sistema de filtrado, antigüedad, localización y condiciones climatológicas que soporta, tipología del agua, si es de cultivo y su tipo, si es industrial, etc..

Una vez que los datos se organizan y relacionan, comienzan a adquirir un sentido, empiezan a darnos información. Los datos se almacenan en una base de datos denominada datawarehouse.

Conocimiento

Si analizamos la información obtenida a partir de los datos, podemos extraer conclusiones. Una hipotética conclusión podría se que los sistemas que filtran mediante una malla y están instalados en zonas tropicales, necesitan sustitución del cartucho de malla tras 20.000 horas de trabajo. ¿Cómo hemos detectado esto? Pues las gráficas nos han mostrado que la presión del agua en el interior de estos filtros en estas zonas y con este sistema, comienza a disminuir tras esas horas de trabajo, disminuyendo la efectividad de la limpieza y consiguientemente acortando el intervalo de limpiezas porque el filtro se ensucia más.

Tras «conocer» esta circunstancia, podemos programar las centralitas, o nuestro propio sistema de soporte, para que cuando esto ocurra avise al cliente o para que, tras 20.000 horas de trabajo, el sistema envié al cliente y a nuestro departamento de soporte un aviso de revisión del filtro.

Infraestructura y recursos necesarios para la BI

La Business Intelligence es el resultado de conectar tecnologías y equipos informáticos diferentes. Muy básicamente, estos son algunos de los componentes o pasos necesarios para hacer inteligencia de negocios:

  • Sistema de recogida de datos, cuyas fuentes pueden ser desde sensores hasta correos electrónicos.
  • Almacenamiento de datos en los mencionados datawarehouses.
  • OLAP (On Line Analytical Processing). Una solución que permite analizar grandes cantidades de datos.
  • Plataformas y herramientas de inteligencia de negocios de autoservicio, donde se optimiza el proceso de análisis, haciendo más fácil para las personas ver y comprender los datos, incluso si no tienen conocimientos técnicos de análisis. En estas plataformas la información se muestra de forma gráfica y amigable para el usuario.

Aplicaciones de la BI

Mostramos a continuación algunos ejemplos de cómo la BI ayuda a las empresas.

  • Analizar el comportamiento de los clientes.
  • Comparar nuestros datos con los de la competencia.
  • Optimizar las operaciones.
  • Predecir si tendremos éxito con una determinada estrategia.
  • Identificar tendencias del mercado.
  • Mejorar los productos o servicios, adaptándose a la demanda y los clientes.
  • Mejorar a experiencia del cliente y su fidelidad.

La BI está íntimamente ligado a otros conceptos como Inteligencia Artificial, Machine Learning, Internet of Things (IoT), Big Data… Todas estas tecnologías aplicadas a la empresa y orientadas a comprender lo que ocurre y definir qué decisiones tomar y cómo ejecutarlas, es la gran aportación de la BI al mundo de la empresa.

Eduardo Fernández-Agüera

Manager de UnSoloMundo. Especialista en Comunicación y Marketing y periodista de viajes. Manager of UnSoloMundo. Expert in Communication and Oline Marketing. Travel journalist.